¿Cómo puedes disimular marquitas o imperfecciones?


¡Hola!!

 

El día de hoy vengo a hablaros de otra cuestión que de vez en cuando o muy a menudo nos trae de cabeza y esta es: me ha salido un granito o tengo pecas, manchitas de sol o marquitas de granitos que quiero disimular y se me resisten.

 

Lo que os voy a revelar aquí son algunas de las formas más sencillas y que mejor funcionan para que las imperfecciones se noten mucho menos o que se tornen apenas perceptibles. Igualmente en función de las características de la imperfección que tengamos ya sea por su pigmentación, zona donde se encuentre etc., esta puede requerir de otras técnicas que se ajusten mejor a vuestra necesidad en concreto.

Bien, cualquier tipo de imperfección  la podemos disimular con color o con cobertura. Hoy nos vamos a centrar en la cobertura ya que es una forma más sencilla de poder conseguir nuestro objetivo en casa sin tener que analizar a fondo cada uno de los matices de color que tengan tanto nuestra piel por un lado como nuestras imperfecciones por otro para poder contrarrestarlos y que de esta forma todo se disimule de una manera super natural sin que el color nos juegue una mala pasada y se torne gris.

 

La cobertura, viene siendo la capacidad que tiene nuestro maquillaje de "tapar" nuestra piel y de esta manera unificar el tono y disimular lo que queramos que no se note. Por lo general los fondos de maquillaje suelen presentarse en varias coberturas: baja, media o alta (dejadme en comentarios si queréis que os haga un post diferenciando los distintos tipos de bases de maquillaje si tenéis dudas y yo os lo hago encantada).

Para que tengáis un ejemplo más visual y lo podáis entender mejor usándome a mi como conejillo de indias, esta es mi piel tras un brote de acné por alimentación. Pese a que me la cuido muchísimo a veces me ocurre esto y para camuflar la rojez de los granitos y marquitas porque su volumen es imposible de disimular por completo (eso es algo a tener muy en cuenta), como estoy acostumbrada a verme maquillada y no me importa que se note un poquito la base, suelo utilizar un maquillaje de media/alta cobertura que tenga una buena adherencia a la piel aplicándolo a finas capas.

Utilizo una primera capa fina, para unificar el tono general de la piel y después un par de capas más igualmente finas en las zonas donde tengo las imperfecciones consiguiendo de esta forma disimular casi por completo todas las rojeces (lo mismo ocurriría con manchitas etc. de intensidad media/baja).

Para que os hagáis una idea de la cantidad que utilizo, suelen ser dos dispensaciones de producto para todo lo que os comento (de esta forma y aplicada con una esponja humedecida consigo un acabado semi natural que me gusta bastante), igualmente es muy importante hidratar muy bien la piel antes de maquillarla con este tipo de productos tan cubrientes.

La otra forma de cubrir imperfecciones requeriría de tres cosas: paciencia, y dos productos.

Por un lado una base de maquillaje liviana y por otro un corrector de alta cobertura y muy buena adherencia del mismo tono de nuestra base de maquillaje.

Cuando hablo de la adherencia sería la capacidad del producto para fijarse en la piel (la larga duración vaya).

Con esta segunda forma conseguiremos un aspecto de piel más natural que con la primera (la textura se marcará un poco menos) pero también bastante unificada y bonita.

Aquí consistiría en aplicar capas finas de base de maquillaje por todo el rostro con paciencia hasta conseguir tapar lo más posible las rojeces etc. y que quede lo más unificado posible en general (no tengáis miedo a aplicar varias capas por todo ya que este tipo de bases al ser más acuosas no dejan pesadez en la piel), y después aplicar el corrector más cubriente a capas finas y con mucho cuidado únicamente en las zonas donde lo necesitemos y ¡listo!, tu piel perfecta en pocos pasos.

Para aplicar la base y el corrector de esta manera igualmente podéis utilizar la esponja humedecida y obtendréis un resultado precioso en la piel.

Y como sé que os encanta saber los productos que se utilizan porque a mi también me gusta para tomar referencias, os dejo los que yo he utilizado en las fotos. Mi piel está entre un tono de claro a medio y tengo una subtonalidad neutra/dorada.

 

Base de media/alta cobertura: Sudio Fix Fluid de MAC Cosmetics, mi tono es el NC25 (es un tono de claro a medio con subtono dorado).

Base de cobertura liviana: Light Wonder de Charlotte Tilbury, mi tono es el Fair 4.5 (igualmente es un tono de claro a medio con subtono neutro/dorado)

Corrector de alta cobertura: NARS radiant creamy concealer, los tonos que más uso son Custard (tono claro) y Ginger (tono medio), a veces solos y otras veces mezclados.


¡Y hasta aquí el post de hoy!.

 

Espero que os haya servido de ayuda y que lo podáis poner en práctica con resultados chulos. ¡Y recordad! no pasa nada por tener imperfecciones, que estas se transparenten o se puedan notar, no es nada malo y es algo muy normal a consecuencia de ser human@s ¡y no ser muñecas de porcelana!.

 

Gracias por llegar hasta el final y ¡nos vemos en la próxima!

Escribir comentario

Comentarios: 0